La Nave Pioneer 10 determinará los verdaderos límites del sol
Fecha Wednesday, 06 March a las 02:39:13
Tema Azul Y Verde


La nave Pioneer 10, que ha establecido recientemente contacto con la NASA, navega ya fuera del sistema solar y pronto ayudará a establecer los verdaderos límites del sol, según dijo uno de los ingenieros que ayudó a construirla.

La mayor parte de los instrumentos de medición de la nave están fuera de uso después de 30 años de viajar por el espacio y de casi 12.000 millones de kilómetros cubiertos, pero el pasado sábado el Pioneer 10 volvió a ponerse en contacto con la Tierra. "Las estaciones rastreadoras en la Tierra han logrado captar su señal", explicó Rubén Ramos, un ingeniero del Centro de Investigaciones Ames de la NASA, en California. Previamente, el viernes, se habían enviado varios comandos a la nave desde un centro del Laboratorio de Propulsión a Chorro en California. El mensaje de respuesta se captó en un centro similar que la NASA opera en Madrid. "Estamos entusiasmados de poder mantener todavía contacto con la nave", manifestó Robert Hogan, jefe del Centro de Investigaciones Ames de la NASA, tras conseguir establecer la comunicación. La NASA ya había conseguido mantener contacto con el Pioneer 10 el pasado año, pero la comunicación se perdió después. La nave ha enviado pocos datos, pero entre ellos hay información sobre los campos magnéticos solares y pueden ayudar a determinar los verdaderos límites de la influencia solar, dijo a EFE Ramos. "Por los datos enviados se puede calcular que dentro de uno o dos años, el Pioneer 10 llegará a los límites del sol", explicó el ingeniero. Los límites de la influencia del sol, el borde exterior de la heliosfera, se extienden más allá del sistema solar, del mismo modo que la magnetosfera terrestre envuelve a la Tierra y se alarga en forma de uso por uno de sus extremos. Aún se desconoce donde se encuentran exactamente esos límites, pero a juzgar por la distancia en la que se encuentra el Pioneer 10 y el debilitamiento de los campos magnéticos que muestran los datos enviados, podría encontrarse a unos 15.000 millones de kilómetros de distancia. La sonda Pioneer 10, que fue lanzada al espacio el 2 de marzo de 1972 desde Cabo Cañaveral, en Florida, abandonó los confines del sistema solar en 1983. Fue la primera en abandonar el ámbito de influencia del sol, aunque otra nave enviada después, el Voyager, logró sobrepasar al Pioneer 10 y probablemente alcanzará antes los límites de la heliosfera. Durante sus tres décadas de vida útil, la nave ha estudiado los planetas Júpiter y Saturno y el Cinturón de Asteroides que se extiende entre Marte y Júpiter. Rubén Ramos señaló a EFE que los científicos que han mantenido el contacto con la nave podrían intentarlo de nuevo en forma periódica, pero cada vez encontrarán más dificultades. "Uno de los límites está en la capacidad de la nave para apuntar hacia la Tierra la antena con la que se comunica, porque necesita tener menos de un tercio de grado de error", ha explicado el científico. Ramos ayudó a construir los sistemas CCSD que permiten a la nave mantener contacto con la Tierra y que han posibilitado, después de 30 años, un nuevo contacto, pero considera que el paso del tiempo aumenta el riesgo de que no sea posible. Por otro lado, apunta, los generadores atómicos que posee la nave, y que han permitido que mantenga energía para funcionar durante tres décadas, pueden estar también a punto de extinguirse. En el espacio exterior en el que navega la sonda no hay ya aire, humedad o rozamiento, así que se espera que siga su evolución hacia la constelación de Tauro, a la que está apuntada. Los científicos calculan que llegará a la primera estrella de esa constelación dentro de 2 millones de años. Fuente-EFE.





Este artículo proviene de El Portal de la Rosa de los Vientos
http://rosavientos.es

La dirección de esta noticia es:
http://rosavientos.es/modules.php?name=News&file=article&sid=7