Una expedición afirma haber encontrado El Dorado
Fecha Saturday, 27 July a las 16:27:00
Tema La Zona Cero


Los exploradores dicen haber hallado un complejo de túneles y cavernas sumergidas bajo una laguna amazónica en los que supuestamente se encuentran los tesoros de los últimos incas.

Un equipo internacional de una treintena de exploradores encabezado por el polaco-italiano Jacek Palkiewicz ha anunciado que ha encontrado la ciudad inca de Paititi, identificada por los conquistadores españoles como El Dorado. Y ha sido precisamente en la región del Amazonas, donde tantos la buscaron antes, en concreto en la selva salvaje e inexplorada del río Alto Madre de Dios, tras dos años de investigaciones.

En una zona colindante con el parque nacional del Manu, entre los departamentos de Cuzco y Madre de Dios, en el sureste de Lima. Allí se encuentra la ciudad perdida, a diez días de camino de la antigua capital del Imperio Inca, tal y como contaba la leyenda. Y tal y como contaba la leyenda, la ciudad está bajo una laguna, en una meseta de cuatro kilómetros cuadrados cubierta por completo por la selva, según ha manifestado Palkiewicz.

Desde la primera expedición de búsqueda, la del gobernador de Venezuela Ambrosio Alfinger, en 1529, decenas de exploradores se han aventurado tras la pista de la ciudad mítica. Y no pocos han perdido la vida. La expedición del coronel británico Peter Fawcett, en 1925, de final trágico; la de Serge Debru, que desapareció en la selva; o la del antropólogo noruego Lars Hafksjold, que en 1997 se volatilizó sin dejar ni rastro en el río Madidi…

“En esta ocasión la tecnología será una gran ayuda, pero sigue siendo indispensable internarse a pie en la selva, en un viaje no exento de peligros”, aseguró Palkiewicz.

Un manuscrito del siglo XVI encontrado en el archivo romano de la Compañía de Jesús con una autorización papal para evangelizar a los indígenas de Paititi proporcionó la pista final a los exploradores.

Un grupo de especialistas de la universidad rusa de San Petersburgo que viajaban con Palkiewicz han comprobado con radares que bajo el agua se encuentra el entramado de cavernas y túneles donde supuestamente se esconden los tesoros de los últimos incas. Ahora sólo queda esperar a descubrir los secretos ocultos durante cientos de años. Será en octubre, cuando una gran expedición de arqueólogos se dirija de nuevo, pero esta vez con brújula y mapa, al mítico El Dorado.





Este artículo proviene de El Portal de la Rosa de los Vientos
http://rosavientos.es

La dirección de esta noticia es:
http://rosavientos.es/modules.php?name=News&file=article&sid=65