La obra maestra de los Illuminati: el billete de un dólar
Fecha Monday, 08 June a las 20:14:14
Tema


Se puede creer o no que personalidades como Thomas Jefferson, Benjamín Franklin, Roosevelt o George Washington tenían unos profundos vínculos con la masonería, pero si existe una prueba material y poco discutida de la influencia de los Illuminati en la creación de EEUU, esa es el billete del dólar americano.

La organización clandestina más poderosa de la historia, los Illuminati, han regresado para destruir definitivamente a su peor enemigo: la Iglesia Católica. De momento, esto sólo es el argumento de la nueva película de Ron Howard y Tom Hanks, “Angeles y Demonios”, pero más allá de las películas, muchos opinan que los Illuminati están entre nosotros. Algunos defienden incluso que estuvieron detrás de la creación de los Estados Unidos…

Se puede creer o no que personalidades como Thomas Jefferson, Benjamín Franklin, Roosevelt o George Washington tenían unos profundos vínculos con la masonería, pero si existe una prueba material y poco discutida de la influencia de los Illuminati en la creación de EEUU, esa es el billete del dólar americano.

En el reverso de este billete podemos apreciar dos sellos principales. En uno de ellos, aparece una pirámide truncada cuya cúspide es ‘el ojo que todo lo ve’, símbolo Illuminati por excelencia. A sus pies, se lee la inscripción latina “MDCCLXXVI Annuit Coeptis Novus Ordus Seclorum”, que significa “1776, Aprobado el comienzo de un Nuevo Orden Mundial”.

Es cierto que el 4 de julio de 1776 se independizaron los primeros 13 Estados, hasta entonces colonias británicas, pero tampoco se debe pasar por alto que dos meses antes, el 1 de mayo de ese mismo año, se habían constituido formalmente los Illuminati.

Aunque el billete del dólar ha cambiado su aspecto en varias ocasiones a lo largo de los años, el sello con el símbolo Illuminati ha permanecido intocable en el reverso del billete desde 1934, fecha en que fue propuesto por el presidente Roosevelt.

Los documentos del Departamento del Tesoro Nacional, datados en 1935, detallan el símbolo adoptado: “El ojo en el triángulo representa la deidad que todo lo ve. La pirámide es el símbolo de la fuerza y el hecho de que esté truncada denota la creencia por parte de sus creadores de que aún hay trabajo por hacer”. La deidad antes mencionada es el dios egipcio Horis, \\\\\\\"aquel que nunca duerme”. En este sentido, el ojo sería una suerte de vigilante al estilo de ‘Gran Hermano’ que los Illuminati han colocado sobre los EEUU.

Por si fuera poco, en el dibujo de la pirámide se puede vislumbrar una Estrella de David cuyos vértices coinciden con las letras A (Annuit), S (coeptiS), N (Novas), O (Ordo) y M (secloruM), que bien ordenadas forman la palabra Mason.

Junto al sello que incluye ‘el ojo que todo lo ve’, aparece otro sello con un águila y 13 estrellas sobre su cabeza, que representan los primeros 13 Estados independizados. Unidos con una línea imaginaria, dichas estrellas forman una Estrella de David.

13 estrellas sobre el águila, 13 pisos en la pirámide, 13 letras en “Annuit Coeptis”, 13 barras verticales en el escudo que sostiene el águila, 13 rayas horizontales en la parte superior del escudo, 13 hojas en la rama de olivo, 13 frutas, 13 flechas… Una razón aparente para la continua presencia de 13 elementos es que fueron 13 los estados que se independizaron de Inglaterra. Auque también puede deberse a que el 13 era el número de la transformación para los masones; y para los Illuminati, el número de grados dentro de su jerarquía interna.

Como última curiosidad, cabe destacar que los Illuminati también fueron conocidos como la Facción Columbia, y que quizá por ello, el gobierno de USA se encuentra en Washington DC (distrito de Columbia), una de las primeras Universidades del país se llamó Columbia, e incluso podemos encontrar repetidamente este nombre en los medios de comunicación (Columbia Pictures, Columbia Records y Columbia TV, más conocida como CBS)


Origen de los Illuminati

Los auténticos Illuminati, también conocidos como Perfectibilistas, fueron un grupo clandestino fundado por Adam Weishaupt en la Alemania de 1776. Copiando a su manera las estructuras jesuitas, y contando con unos 2.000 intelectuales a lo largo de toda Europa, la idea básica de los Illuminati era que toda creencia debía estar fundamentada en torno a la ciencia y la lógica, de modo que cada individuo aspirase a la perfección y a un estado de madurez que le permitiera dejar de ser tutelado por la Iglesia y el Estado. Como consecuencia de esta idea, nacía otra premisa un tanto más oscura y sólo conocida por la alta cúpula de los Iluminados: derrocar todos los sistemas vigentes (feudalismo, clases sociales, nacionalismos y especialmente, las religiones), para crear un Nuevo Orden Mundial.

El reclutamiento de Illuminati se hacía entre aquellos estudiantes con cualidades intelectuales sobresalientes y simpatizantes de las ideas revolucionarias. De este estricto proceso de selección resultaban muy pocos aspirantes, por lo que el principal colaborador de Weishaupt, el Barón Knigge, escribió “El rito de los Iluminados de Baviera”, obra que difundió entre las Logias europeas para ganar adeptos dentro de ellas. El propio Weishaupt se infiltró en estas místicas organizaciones para reclutar todo tipo de ilustres nombres, convenciendo a personalidades como Goethe e incluso a miembros de la nobleza como los duques de Saxe-Weimar y el de Saxe-Gotha. Una vez que Weishaupt se hizo con el control de todas las Logias europeas, compartió su deseo de alterar por completo todo el sistema mundial, idea que no sólo no fue secundada por las Logias más importantes, sino que las puso en contra de los Illuminati. Ante semejante revés, algunos Illuminati se desapegaron del grupo, aunque Weishaupt continuó abanderando su idea original.

A pesar de la revelación, sus ideales continuaban manteniéndose en círculos privados, hasta que la casualidad alcanzó a uno de los mensajeros de Weishaupt en forma de rayo letal una noche de 1784. El cadáver guardaba ciertos documentos que implicaban a los Illuminati en una conspiración mundial, noticia que llegó a todas las casas reales de Europa. El carácter libertario, revolucionario e igualitario del movimiento hizo que la Iglesia y la monarquía cerrasen filas contra los Illuminati, quedando prohibidas desde entonces toda Logia, actividad masónica y en definitiva cualquier sociedad no contemplada en las leyes. Los Illuminati, con Weishaupt en el exilio, fueron perseguidos y aprisionados, aunque como hemos podido ver, supieron no sólo subsistir, sino hacerse cada vez más poderosos…






Este artículo proviene de El Portal de la Rosa de los Vientos
http://rosavientos.es

La dirección de esta noticia es:
http://rosavientos.es/modules.php?name=News&file=article&sid=284