DOS EXPERIENCIAS OVNI
Fecha Sunday, 28 September a las 14:20:05
Tema La Zona Cero


Para todos aquellos que os preguntáis de la existencia real de estos objetos, he de decir que dichas \\\\\\\"naves\\\\\\\" existen y que mi vida ha cambiado en el último año y medio.

Buenos días, para todos aquellos que os preguntáis de la existencia real de estos objetos, he de decir que dichas \\\"naves\\\" existen y que mi vida ha cambiado en el último año y medio. He sido bastante escéptico en estos temas, quizá por el maltrato que han dado a estos fenómenos durante años los diferentes medios de comunicacíón. Aún recuerdo a extravagantes individuos vestidos con túnicas y diciendo que venían de diferentes planetas y que eran contactados. Todos estos personajes, manipulados o no, han hecho bastante daño a los estudiosos serios de la Ufología. Pero repito hoy por hoy, mi concepto del universo y posiblemente de nuestro propio mundo ha cambiado para mí. Lo que viví es bastante largo para ser explicado en unas líneas, pero voy a intentar resumirlo lo mejor posible, y sin extenderme demasiado. Mi primer avistamiento se produjo el 7/12/06, Puente de la Constitución, soy de Zaragoza, y trabajo en un Polígono Industrial, cerca del aeropuerto. Mi horario laboral acaba a las
18:30 h, tomo la carretera Z40, a esas horas ya había anochecido por completo, y había muy poco tráfico. Es una noche clara y me sorprende ver una especie de \\\"luz\\\" blanquecina, parpadeando en un color rojo intenso. Pienso que es un avión, por la cercanía del aeropuerto, pero me doy cuenta de que está parada. Quizá sea un helicóptero, pero no, es imposible está demasiado alto. No le doy más importancia y sigo conduciendo. Cuando llego a la altura de esa \\\"luz\\\", dejo de verla, la estoy buscando pero no veo nada, en ese momento observo como aparece una neblina blanca en medio de la carretera, y unas luces destellantes en colores rojo y azul están bajando, ese objeto está a unos diez metros de mi coche. Pego un frenazo, tengo suerte de no correr mucho y controlo el coche con facilidad, ese objeto desaparece y al instante aparece en el arcén de la carretera a unos quince metros de altura un gran disco circular de unos veinte metros de diámetro, precioso, con un carrusel de colores alternativos en rojo, azul y blanco, siendo su perímetro interior totalmente blanco, con un poder atrayente impresionante. Ahí se queda parado, no escuho ningún ruido, pero la sensación era de una paz extraordinaria, como si todo lo que me roderara se hubiera detenido, yo sigo conduciendo por el carril diestro y poco a poco me voy introduciendo a escasos metros de sus entrañas. No tengo ningún temor, es la experiencia más bonita de mi vida, tras el nacimiento de mi hijo claro, y aunque no durara más que unos segundos los disfruté enormemente. Una vez que lo sobrepasé me adelantó por la izquierda una moto de gran cilindrada a gran velocidad, estoy seguro que él también lo vió. Afortunadamente el coche no sufrió ningún tipo de alteración, funcionó sin problemas. No me lo podía creer había sido testigo de un verdadero Ovni, esos objetos tripulados existían realmente. Se camuflaba imitando una estrella y bajó a una velocidad increíble. Lo tenía localizado a decenas de metros y en menos de un segundo apareció frente a mi coche en medio de la carretera. No obstante lo que si me perturbó fue cuando recordé que esa misma mañana había tenido una conversación con un trabajador de una nave contigua de los viajes que habíamos realizado. Ese mismo año tuve la suerte de estar en Perú, y quedo que el próximo lunes le traigo las fotografías de mi viaje. Sale la conversación de las Civilizaciones Antiguas, de la altísima tecnología que tenían para construir determinados monumentos, de su sabiduría, él me habla, sobre todo de Egipto, y me comenta si el ser humano en la antigüedad hubiera recibido cierta ayuda \\\"extraterrestre\\\", yo me le río y le digo que el hombre antiguo era lo suficientemente inteligente como para hacer esas construcciones, y yque yo personalmente no creo en el fenómeno Ovni. Después de recordar esa conversación de la mañana me quedé bloqueado. Era como si me hubieran dado una bofetada. ¿Por qué tuve que ver ese objeto ese mismo día y bajo el contexto de esa conversación?,¿era casualidad?, ¿es probable que nos escucharan?. Parece una locura, pero lo que viví más tarde me ha hecho recapacitar que es totalmente posible. No estoy diciendo ni afirmando que los Ovnis tenga que ver con algunas construcciones de la antigüedad, pero todo lo que cuento sucedió así. Posiblemente fuera casualidad, igual, pero creo que hay algo más. Como véis he tardado bastante tiempo en hacerlo público, quizás por la burla que generan estos temas, pero también es justo que la gente que lo defiende se vea apoyada por quienes hemos tenido la suerte de presenciarlos en primera persona. Repito que todo lo que relato es absolutamente verídico, soy una persona cabal y juiciosa, y no perdería mi tiempo contanto esta historia, ni se lo hariá perder a los demás, si no estuviera seguro de lo que digo. Por hoy ya basta, días más tarde,si os interesa, os contaré mi segundo avistamiento, creo que realmente espectacular, del cual puedo aportar una prueba diferente, y podrá ser estudiado por los expertos en la Ufología. Gracias a todos, hasta pronto.





Este artículo proviene de El Portal de la Rosa de los Vientos
http://rosavientos.es

La dirección de esta noticia es:
http://rosavientos.es/modules.php?name=News&file=article&sid=280