¿De qué vamos?
Fecha Monday, 22 May a las 06:48:10
Tema Terror y Microrelatos


A la hora que salen los muertos de tanteo, brillan húmedas las telarañas. Se acomodan, oscuros y furtivos los últimos ruidos.

Fulanos sin suerte, ufanos y distraidos, se acogen al agrio amparo que otorga la posibilidad de un inerte paseito, acaso divertido, entre los vivos. Estos, sin embargo, no quieren ruidos. A la hora del desarraigo diario se acomodanen su amable panacea y hábiles admiten su escaso interes en abandonar el olvido...Nadie quiere saber. Mucho tiempo antes, tras una gentil y ambiciosa búsqueda, multitud de almas y sus recursos quedaron disipados en los mil y un caminos que la existencia propone. Se ultimaron con perentoria generosidad los artificios conocidos, así como las enseñanzas que la historia había concedido. La imaginación, ante la evidencia de su ocaso se fué hundiendo en un progresivo envilecimiento de su naturaleza. Tras un incólume goteo de pretextos desolados ysupuestos desollados, degeneró en un radical abandono de su intrinseca bondad...Nadie quiere saber. Los fundamentos éticos en los cuales se asientan las bases de nuestra condición. El derroche humano que generaciones anteriores encaminaron hacia un mejor entorno de sus descendientes, se diluyen a través de la inextricable fosa séptica que el presente nos impone. El humanismo de siglos engullido por la traición colectiva al hecho social. La bandera del egoismo enarbolada sin rubor en cualquier rincón del planeta y el ser humano disecado entre el si al totalitarismo o el no a las dictaduras. Mientras tanto...Nadie quiere saber.
La imaginación se extingue y la inteligencia acaba por asumir que a estas alturas; Los difuntos ajenos, lejanos...Acaso jamás nacieron para estar vivos.





Este artículo proviene de El Portal de la Rosa de los Vientos
http://rosavientos.es

La dirección de esta noticia es:
http://rosavientos.es/modules.php?name=News&file=article&sid=247