Cuando beber era delito: la Ley Seca
Fecha Monday, 05 September a las 16:02:49
Tema Pasajes de la Historia


Una de las más polémicas enmiendas de la Constitución estadounidense fue, sin duda, la 18ª, que se aprobó en 1919 a partir de la iniciativa del congresista Andrew Volstead, y que ha pasado a la Historia con el nombre de la Ley Seca.

Una de las más polémicas enmiendas de la Constitución estadounidense fue, sin duda, la 18ª, que se aprobó en 1919 a partir de la iniciativa del congresista Andrew Volstead, y que ha pasado a la Historia con el nombre de la Ley Seca.
El 16 de enero de 1920 comenzó la prohibición oficial de consumir cualquier tipo de bebidas alcohólicas. Esto supuso un problema para la policía, ya que la gente, a sabiendas de que iba a tener lugar esta prohibición, había tenido tiempo para almacenar alcohol en sus domicilios.

Aparecieron los locales clandestinos dedicados a la venta de bebidas, y los consumidores pasaron a ser delincuentes. Estos locales estaban gestionados por mafias, que se movían también en el mundo del juego ilegal y de la prostitución.

La ciudad en que la Ley Seca trajo más tumultos fue Chicago, que había alcanzado el millón de habitantes en 1890, y en la cual se hizo fuerte la figura de Al Capone. A pesar de que la ciudad estaba repartida entre varias mafias, Al Capone se hizo prácticamente con el control mediante acciones bastante dramáticas, siendo quizás la más conocida una que tuvo lugar en 1929 conocida como la Matanza de San Valentín, en la que fueron asesinados siete matones de una banda rival. Era una auténtica guerra de familias en la que la policía también estaba implicada, tanto era así que la mitad de los agentes estaban siendo investigados porque se sospechaba de ellos.

Finalmente, en 1931, Al Capone fue acusado de evasión de impuestos y condenado a 11 años de cárcel. La Ley Seca se derogaría dos años más tarde al tacharla de causante de injusticia, corrupción generalizada y creación del crimen organizado en Estados Unidos. Una comisión presidencial constituida en 1929 dictaminó que esta enmienda había sido un completo fracaso. Y el final de esta historia no solamente fue un final feliz para los borrachines, sino también para Al Capone, que en 1939 salió de la cárcel en libertad condicional y pasó el resto de su vida en su lujosa mansión de Florida.





Este artículo proviene de El Portal de la Rosa de los Vientos
http://rosavientos.es

La dirección de esta noticia es:
http://rosavientos.es/modules.php?name=News&file=article&sid=207