Buscar
   
Volver a la página principal Chatea con montones de oyentes del programa Deja un mensaje para que todos sepan que has estado aqui y dinos que te ha parecido la página Envianos tus propias noticias o articulos para que sean incluidos y todo el mundo pueda leerlos Entra en tu panel de control de usuario donde podrás configurar muchas opciones Si estar conectado com usuario registrado aqui podrás desconectarte
    Registrate
Articulos y Noticias
· La Zona Cero
· Azul y Verde
· Pasajes de la Historia
· Terror y Relatos
· Materia Reservada
· Callejon del Escribano
· Secciones Antiguas
· Entrevistas

Otras Opciones
· Descargas
· Foros de Opinion
· Lista de Miembros
· Mensajes Privados
· Almacen de Articulos
· Recomiendanos
· Tutoriales
· Enlaces

Usuarios Conectados
Actualmente hay 1 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

El cromleck de Rennes les Bains

Terror y Microrelatos bigou escribió "En 1872, el pequeño pueblo de Rennes les Bains recibe a un nuevo párroco, Henri Boudet, que sustituye al anterior, Jean Vie (la vía de Juan). Pronto se ganó el respeto y cariño de sus vecinos, y de los demás curas de la región. Erudito como pocos y con una biblioteca que provocaba la envidia de los intelectuales que le conocieron, pasaba largos momentos caminando por el bosque, haciendo un riguroso estudio del lugar, sobretodo de los celtas que habitaron esta región, los Redones, de cuyo nombre Redhae, viene el actual Razés.

Cuando Boudet presento su libro en un concurso, poco antes de que Sauniere llegara a Rennes le Château, los intelectuales de su época lo rechazaron, burlándose de su falta de rigurosidad científica. En cierta manera es lógico, pues este curioso cura nos habla de un supuesto Cromleck de un ‘círculo de piedras’ de unos 18 km., que estos celtas construyeron en el bosque, ‘cromleck’ que en realidad se trata de piedras naturales que no fueron colocadas por la mano del hombre. Además nos intenta convencer que la lengua inglesa es la clave de la cual derivan todas las lenguas del mundo; a saber, el euskera, el latín, el hebreo y demás, teoría que ningún lingüista puede aceptar. Pero no conforme con esto, los ejemplos que utiliza para demostrar sus ‘teorias’ son de los mas absurdas. Por ejemplo, para explicar el origen del nombre de la montaña del Cardhu, dice que viene del inglés, no te lo pierdas, ‘Car’ y ‘How’, carro y como.

Pero, ¿porqué? Pues porque cuando los celtas llegaron allí y vieron aquel pedazo de montaña, se preguntaron:
¿Cómo podremos atravesarla con nuestros carros? …
Sencillamente delirante, … a no ser que seamos capaces de escuchar el sonido de la palabra, y aceptar su reto a leer entre líneas el conocimiento que nos ofrece de esta ‘verdadera lengua celta’, y lo importante que es su forma de pronunciación. Mientras, nos anima a pasear por el bosque, mostrando los lugares sagrados y mas importantes, añadiendo al final del libro, un curioso mapa de este mágico camino que nos llevará al secreto.

De todos los lugares, uno de los que mas destaca es la fuente del ‘cercle’ (circulo), que está situada a tres escasos metros de un sillón de piedra bautizado desde antaño con el nombre del ‘sillón del diablo’. Es en este lugar donde se reunía el Neimhead, el concilio de sabios druidas, que hasta altas horas de la noche discernían las decisiones que marcarían los destinos de su pueblo. Y es por esta razón, que en Rennes le Château nos recibe el diablo, sentado, formando un círculo con la mano derecha. Tal y como explica Gerard de Sede en su libro ‘El oro de Rennes’, la decoración de Sauniere y el libro de boudet tienen el mismo objetivo: llamarnos la atención hacia aquel lugar, y sus alrededores.

Delante del sillón del diablo, la fuente de la Magdalena nos situará en el centro de la iglesia donde su estatua observa a San Antonio el ermitaño, y al otro lado del río, unos metros mas abajo, la cueva del ermitaño nos confirmará este mapa que ambos dibujaron.

Pero, en un espacio de 18 km. ¿Por donde empezar a buscar? Encima del diablo, cuatro ángeles haciendo la señal de la cruz nos advierten: ‘Con este sígno le vencerás’. Es, pues, con la cruz que accederemos al secreto. Y en la iglesia nos dejaron catorce cuadros del vía crucis, del camino de la cruz, en cuyos paisajes o anomalías, encontraremos referencias a lugares de Rennes les Bains. Por ejemplo, en el primer cuadro, la escena en que Pilatos se lava las manos, lo curioso es que lo hace en un recipiente que está en una bandeja blanca, sostenida por un niño negro, que a sus pies tiene una estatua de oro, elementos que no salen en los evangelios. Sin embargo, en este bosque sagrado, nos encontraremos con una mole rocosa oscura llamada ‘Roco Negro’ que está al lado de los restos de la torre de los ‘Blanquefort’, y a los pies de esta, una entrada a una mina de oro nos mostrará la primera de las cruces, pues es allí donde Boudet sitúa el principio de este ‘cromleck’, animándote a encontrar las cruces que se encuentran en este mágico lugar.

Pero no solo de un mapa se nos está hablando. Además los colores negro, blanco y oro nos relacionan con la alquimia, y ese misterioso relato de los tres Reyes Magos, basado en esos magos de oriente que fueron a adorar al niño Jesús, y de los cuales no sabemos nada.

En la villa Bethania, Sauniere tenía un ‘collage’, hecho con dos recortes de periódicos, y en el de arriba se veía a dos ángeles llevándose a un niño hacia los cielos y con una inscripción que decía: ‘El año 1891 llevado a la eternidad por los frutos de lo que aquí abajo se muestra.’ Y debajo, un dibujo de la adoración de los tres reyes magos con la leyenda: ‘Recibe o rey el incienso, símbolo del sacerdocio. Recibe o rey, la mirra, símbolo de la sepultura. Recibe rey el oro, o tu que eres Dios’.‘Caput mortem’ nos avisan los iniciados al finalizar la primera fase, la que emana del color negro. Y allí nos encontramos con el ‘Cap del Home’, la cabeza del hombre, muy cerca del río del ‘Home Mort’ el hombre muerto, del cual nace el arroyo del ‘Trinquebouteille’, allí donde se ‘rompe la botella’, recordándonos el sonido que hace el cristal del laboratorio cuando llega la hora de conseguir materializar la piedra: el ‘trink’ , el sonido que romperá el silencio. De esta manera, los nombres del lugar, irán despertando al iniciado, los pasos que deberá ejecutar para llegar al final de la gran obra.

También reclama nuestra atención hacía estas rocas conocidas como ‘Roulers’ que se encuentran en el lugar llamado ‘Pla de la coste’, y que fueron consagradas por los celtas y después por los primeros cristianos griegos, que grabando cruces, reafirmaron la importancia del lugar. A escasos minutos del sillón del diablo, es en estos ‘roulers’ donde divisaremos la montaña del Bugarach, en cuyas entrañas se encuentran una serie de galerías subterráneas, una de las cuales, como afirma la tradición, conecta directamente con la ermita que hay en las ‘gorges de Galamus’, y en la cual encontraremos los restos de San Antonio el ermitaño.

Cada año, el lunes después del domingo de resurrección, en una procesión que despierta la fervorosa pasión de los fieles, se muestran los auténticos restos de este santo varón egipcio, la vida del cual inspiró a muchos pintores a plasmar en el lienzo, el famoso tema de las ‘tentaciones’ con las que el diablo intentó vencerle. Un ermitaño el cual celebra su fiesta el 17 de enero, fecha en la que un rayo de sol, entrando por un vitral de la iglesia de Rennes le Château, forma unos círculos de distintos colores, que se conocen como las’ manzanas azules’ y que en el momento exacto del mediodía se sitúan a los pies de su estatua.

Mas abajo de los ‘roulers’, en el sendero que nos llevará a ese cruce de caminos entre el ‘home mort’ y el ‘trinquebouteille’, unas curiosas construcciones nos llaman la atención. En medio del bosque, unas escaleras de piedra que van subiendo a través de la vegetación, como si de un antiguo templo se tratara, nos vuelven a acercar a los ‘roulers’, dando la vuelta a un lugar que Boudet define misteriosamente como ‘Illette’.

Al otro lado del río, en el bosque del ‘Serbirou’, no muy lejos de la fuente de la Magdalena, encontraremos una curiosa roca en forma de rectángulo, que puesta en equilibrio sobre otras piedras, Boudet dibuja en su libro, Es allí, dice, donde encontraremos el dolmen mas grande de la región, y una cruz que ‘marca’ el lugar.

Un dolmen que en realidad se trata de una gruta natural, pero para el, este detalle no parece tener la mas mínima importancia. Su misión es llevarte por este mágico laberinto … "

 
Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Terror y Microrelatos
· Noticias de bictorman


Noticia más leída sobre Terror y Microrelatos:
“...a dormir... “


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4
votos: 24


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


"El cromleck de Rennes les Bains" | Entrar/Crear Cuenta | 2 Comentarios | Buscar Discusión
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor